TÚ A MADRID Y YO TAMBIÉN....

18.12.14


En primer lugar, quería explicaros mi ausencia. Y es que en estas fechas el tiempo libre es más limitado, hay trabajos que entregar, cenas, comidas, bienvenidas, despedidas... A nivel emocional y social, el mes de diciembre es sin duda el de mayor intensidad, ya que la operación no se reduce a la navidad sino desde que el mes de diciembre empieza a asomar.

Además, y a modo de introducción para el post de hoy, Papá Noel,los reyes, y todo ser viviente (o no) que traiga regalos a las casa españolas, se han adelantado, para que pueda disfrutar del mejor regalo que yo pudiera desear y que ya tengo en Madrid.

Para los nuevos por aquí y que no me conozcan, hace dos veranos, dejaba mi casa y seres queridos, para embarcarme en una de las aventuras más enriquecedoras para mi, hasta la fecha.
La verdad es que usando las palabras adecuadas puede conseguirse un efecto más fascinante de lo que a priori era. Esa aventura no comenzó en barco, sino en avión, y no era tanta aventura, porque me iba a hacer un curso de inglés a Boston, con todos los posibles gastos cubiertos. Tanta aventura, no era... Pero lo que para muchos puede resultar algo normal, típico, lo suyo o como quieran llamarlo, para mi se tornó en un reto. Soy muy tímida, y nunca había estado tanto tiempo y tan lejos de casa. Cierto es que no tenía 12 años, pero cuando uno esta falto de experiencia, lo vive como si de esa edad se tratara. Además, yo viviría en casa de una tía que a penas conocía (en total no sumarían 24 horas). Estaba cagada. No tenía ni idea de que me iba a encontrar. El típico miedo del idioma. ¡Buah!, lo recuerdo y era una mar de dudas. ¿Y si no me cae bien? ¿y si no le caigo bien?¿si no me gusta? ¿Donde están mis padres? ¿Y mis hermanas?

Esas dudas se despejaron en el mismo aeropuerto, cuando conocí a mi tía. La vergüenza, se había quedado en el avión y volvía a España. Este fue el comienzo de unos meses maravillosos, donde además de mejorar en inglés, sobretodo hablado(pocas veces antes me había desenvuelto en el idioma), aprendí millones de cosas y conocí personas y lugares únicos. Todo gracias a mi tía.

Y he ahí mi regalo, desde 2012 no la veía, aunque ha estado siempre presente en mi cabeza, pero echaba de menos su gracia, su cariño, su dulzura, también su locura... Ya no es un recuerdo, sino una realidad que puedo ver, tocar y escuchar y achuchar (aunque no soy mucho de achuchar), y soy inmensamente feliz.

Quien pudiera meterse dentro de mi, cuando la vi fliparía. Flipé hasta yo, y entonces, como no, reflexioné. ¿Cómo es posible querer tanto alguien, con el que has pasado tan poco tiempo, en comparación, con otras personas? Pues miren, no lo se. Eso es magia, química... yo que sé. Seguro que hay alguna frase de "bonitismo" que lo describa, pero miren, que me da igual. Alguien me dijo que hay incognitas que no se despejan y que encima es estupendo que no suceda, y en este caso estoy absolutamente de acuerdo, de modo que dejaré de buscarle un porque, y simplemente disfrutaré (cosa que e suele costar muchísimo hacer). PIENSA MENOS Y DISFRUTA MÁS (¡toma frase bonita para la portada de una agenda o para personalizar una taza!)

Os dejo con un resumen, muy muy pero que muy resumido de ese verano.

Un sitio muy especial, HARVARD.
Mi primera vista y visita a la ciudad de los taxis amarillos. 
Pasear a "Chiquita" por Mystic River....

Les pido que no tomen represalias si estoy un poco ausente, pero tengo mucho tiempo que recuperar... ;)

No obstante me pasaré por aquí, ya que tengo cositas que contaros, además, aunque veáis que el blog está igual, llevo rompiéndome la cabeza un par de semanas, porque me cargué alguna cosilla, que hoy gracias a Dios vuelve a la normalidad.

Esto es todo por hoy, nos leemos muy pronto.

Besitos


Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario .

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...